Yoga

Probablemente cuando lees esta palabra tu mente imagina mil cosas, desde complicadas posiciones del cuerpo, cantos en comunidad, palabras impronunciables e incomprensibles que la maestra balbucea mientras tratas de poner la mente en blanco y cantar Om. Es posible que tu primera reacción sea “no, es que yo no soy flexible” y de alguna manera, diste en el clavo.

La Flexibilidad en el Yoga

Pero en la práctica de yoga no es requisito tener un cuerpo elástico que pueda contorsionarse a voluntad, sólo necesitas trabajar en construir una mente flexible que te permita probar nuevos caminos con este cuerpo que habitas y construir el hábito de armonizar tu cuerpo, tu mente y tu ser permitiendo que te acompañe de manera consciente tu respiración, la acción constante en nuestras vidas, quien nos ha acompañado desde que llegamos a este mundo y estará aquí hasta que dejemos de existir.

Más Allá del Ejercicio Físico

La práctica de yoga no es solo ejercicio físico, si bien puede ayudar a potenciar tus capacidades físicas o a restaurar tu cuerpo de alguna lesión crónica, su objetivo primordial es la Unión, lograr que tu mente, cuerpo y ser, viajen siempre juntos.

El Comienzo de la Práctica de Yoga

La práctica de yoga comienza dentro de ti, cuando decides cambiar tus hábitos porque intuitivamente sabes que algo no está marchando bien, cuando no logras sentirte en armonía contigo mismo o con tu entorno y decides probar, dedicar unos minutos de tu día a escucharte, a entonar tu cuerpo, mente y ser como si fuera un delicado instrumento.

La Práctica Personalizada

Para cada uno de nosotros, la práctica del yoga sucede en diferentes lugares, momentos y circunstancias; el objetivo es comprender y practicar de acuerdo a estos tres puntos cruciales, respetando el lugar físico que has elegido para realizar tu práctica, siendo consciente del momento en el que te encuentras como persona y armonizando todas las acciones que te han llevado hasta el camino de la práctica de yoga.

Superando los Obstáculos

Existen infinidad de obstáculos que pueden impedir que te acerques al yoga, pero una vez que te tomas el tiempo de reconocerlos estás listo para comenzar un cambio a favor de tu bienestar físico, mental y espiritual. Si es la enfermedad quien te impide la práctica, debes saber que existen Asanas o posturas cuyo objeto primordial es la restauración de órganos y sistemas.

Encontrando el Estilo de Yoga

Si tu obstáculo es la falta de interés o entusiasmo, en occidente existe una gran variedad de estilos de yoga y es probable que informándote de sus características empatices con alguno. Si la duda es quien no te deja acercarte a la práctica, piensa que el yoga afianza la confianza en uno mismo. Si te da pereza, una práctica de yoga activa tu energía y te permite restaurar la que has perdido en tu vida diaria.

Yoga y Filosofía

Si piensas que para practicar yoga debes cambiar tu religión o volverte espiritual según el estándar de la nueva era, la realidad es que la práctica del yoga está más ligada a la filosofía y no se enfoca en cambiar quien eres, solo en encontrar tu mejor versión.

La Esencia del Yoga

El yoga se practica, no se hace, porque mantiene tu atención en el aquí y el ahora, regalándote la oportunidad de explorar y reconectarte con tu esencia. Somos Yoga, Unión, y es a través de la práctica como vamos reuniendo nuestras piezas, a nuestro propio ritmo y tan profundo como cada quien decida.

Si este artículo ha despertado tu interés por el yoga y deseas experimentar sus beneficios en un ambiente acogedor y profesional, te invitamos a tomar clases en Luna Dance Studio. Descubre nuestras opciones y horarios de yoga en Luna Dance Studio y empieza tu viaje hacia la armonía y el bienestar. ¡Haz tu cita hoy y únete a nuestra comunidad!